Por la calidad

Hace 32 años que llegué por primera vez a una sala de Doblaje en una empresa hoy desaparecida, conocida como Oruga. Ahí tuve la oportunidad de conocer y educarme entre los grandes de aquellos años, con una mística y espíritu muy diferente de lo que hoy existe en el medio.

En aquellos años el director era la autoridad máxima en una sala de Doblaje, él decidía su reparto basado en su experiencia y los requerimientos del proyecto y la empresa lo respetaba y le delegaba su total confianza, los actores lo respetaban y se dejaban llevar por él sabiendo que los llamaba por que funcionaban por su talento y porque su voz correspondía al personaje.

Desgraciadamente esto a cambiado, hoy los empresarios creen que tienen toda la verdad y ellos escogen los repartos basados en apoyar a sus cuates, a las muchachas que les gustan, a los locutores (que nada tienen de actores) porque gracias a ellos logran colocarse o colocar intereses en el medio de la locución. Incluyen Directores que aceptan todo lo que se les impone usándolos solo como un enlace de apoyo para lograr fines que muchas veces nada tienen que ver con la finalidad de la calidad. Establecen parámetros de pago muy miserables tanto a el área de dirección y actuación como el de producción e ingeniería, pues por quedarse con los clientes, cobran precios que solo denigran la industria y en esta vorágine de competencia desleal solo han logrado que el medio se llene de mediocres que cobran barato porque no tienen las agallas ni el talento para cotizarse, y otros que por miedo a perder el lugarcito que han logrado hacen lo que sea con tal de permanecer aunque en ello vaya su dignidad.

Hoy pocos son los directores que pelean el control de su reparto, pocos son los que buscan la calidad de los proyectos peleando sus repartos mas allá de porcentajes estúpidos entre ANDAS y libres, más allá de las necesidades y necedades de empresarios y clientes, mas allá de esos nuevos esquemas que han hecho que la calidad actoral se pierda por lograr una perfecta sincronía.

De la misma forma la exagerada incursión de nuevas voces mas no talentos en la mayoría de los casos que cobran mucho menos y además no defienden la dignidad del medio ni la de ellos y como consecuencia el relego de los talentos con trayectoria indiscutible y más que probados que están en la banca. Por esto la calidad hoy es solo historia y lo seguirá siendo hasta que regresen al atril esos grandes actors.Cuando entenderán las empresas que precisamente aquellos Actores y Directores a quiénes llaman conflictivos por buscar salarios dignos (ya que literalmente no se puede vivir con los actuales), por no vender sus sueños y buscar que las cosas funcionen, pueden convertirse en verdaderos bastiones de la integridad de la calidad su doblaje, su mística y por ende de su crecimiento y desarrollo en un parámetro muy diferente al que se maneja todo hoy en día. muchos empresarios añoran aquellos tiempos pero no hacen nada por regresar a ellos, tienen miedo de que no funcione ya, por eso aceptan cobrar menos con la estúpida idea de que se están trayendo el trabajo a México otra ves… !!! pero, para que lo queremos de regreso a ese precio!!! Al rato nos van a cobrar por tener el honor de ser escuchados en sus producciones.

Hay que recordar que las viejas series de Tv y películas carecían de una perfección de sincronía pero el nivel actoral, el nivel de manejo de tonos, matices, intenciones, etc; era muy superior. Hoy los clientes y estudios se mueren por la perfección de la dicción, no quieren salivasos, ruidos de garaganta, cuando uno puede escuchar el audio del idioma original plagado de todo este tipo de ruidos que son parte de la naturalidad en una interpretacion actoral, pues; ¿quién en la vida real no los tiene?

Y que decir de la búsqueda de palabras standard para América Latina que nada tienen de standard. Es cierto que el idioma español es de una riqueza enorme y que en cada pais a tomado caminos diferentes en la variedad de expresiones y palabras que definen una misma cosa. Pero no hay que olvidar que el Doblaje Mexicano fue aceptado fácilmente con nuestros modismos, nuestras expresiones nuestras palabras domingueras mucho antes de que siquiera hubieran nacido aquellos que hoy deciden qué si y qué no se puede usar tanto en el primer filtro que son los controles de calidad de los estudios, como el segundo que son los clients.

No olvidemos que el cine Mexicano en la decada de los 40´s y 50´s gracias a la crisis del cine Norte Americano por la segunda Guerra mundial, trascendió nuestras fronteras; llevando y mostrando nuestra cultura, nuestro caló, nuestra forma de expresarnos abriendo con esto la brecha a lo que poco después sería el boom del Doblaje Mexicano en America Latina reconocido como el mejor en habla hispana. Creo que hoy lo olvidaron aquellos que ostentan el poder de decición con todos estos nuevos parámetros y esquemas mencionados anteriormente.

Por todo esto si estas a favor de la calidad del Doblaje Mexicano te conmino a quejarte, a decir lo que no te gusta, en que no estás de acuerdo, si las adaptaciones no son las correctas, si las actuaciones no te convencen, etc; escribe a las diferentes productoras y distribuidoras, quejate o en su caso felicita aquello que creas conveniente. No compres, veas o des tu apoyo a lo que esta mal, a fin de cuentas tu decides si el producto te satisface o no, la fuerza para que todo mejore esta en la unión de todos aunque suene trillado y utópico; y la maravillosa herramienta de la web y las redes donde puedes conectarte y dar tu opinión será la palanca que moverá al mundo.Cuando los productores, distribuidoras y empresas vean que tu no compras su producto por falta de calidad, tendrán que cambiar su estrategia y tomarán más encuenta tu opinión, porque a fin de cuentas amigo productor y distribuidor, ésta….!!! es tu taquilla !!!

EL JAVO